21 de octubre de 2016

SOLICITUD DE UN DESFIBRILADOR PARA NUESTRO CENTRO!!!!






DESDE NUESTRO CENTRO,  CEIP MIGUEL ARTAZOS, SE HA SOLICITADO AL AYTO. DE UTEBO UN DESFIBRILADOR.

CASI TODOS LOS CENTROS DE UTEBO TIENEN UNO, Y EL NUESTRO CARECE DE EL Y DE MEDIOS ECONÓMICOS PARA PODER ADQUIRIRLO.

EN NUESTRAS AULAS ALBERGAMOS MAS DE 740 ALUMNOS, MAS PROFESORADO Y RESTO DE COMUNIDAD EDUCATIVA.

DESDE EL AMPA APOYAMOS DICHA SOLICITUD Y NOS UNIMOS A ELLA, SOLICITANDOLO DE IGUAL MANERA.


Un desfibrilador en el cole

Actuar con toda rapidez ante un problema cardiaco salva vidas, por eso es fundamental contar con desfibriladores en lugares muy concurridos donde se haga deporte. El colegio es uno de ellos.
Aún no son obligatorios por ley en los centros escolares, pero algunas Comunidades Autónomas ya han empezado a legislar para instalar los desfibriladores en todos los colegios. Se trata de pequeños aparatos electrónicos portátiles que pueden diagnosticar una parada cardiaca y revertir la situación mediante una descarga eléctrica.
No es necesario que lo utilice personal médico, pues están configurados para guiar mediante voz a la persona que haga uso de él en caso de emergencia, y, sólo actúan por sí mismos si el estado del paciente lo requiere. Lo ideal es que se instalen en un lugar accesible del colegio, de tal modo que se pueda acceder a él en un máximo de dos minutos desde cualquier punto, tanto para tratar a un niño como a una persona mayor que, por ejemplo, acuda a recogerlo.
¿La razón? Los primeros minutos en la asistencia de un infarto son cruciales, ya que los expertos estiman que la desfibrilación precoz en los 3-5 minutos posteriores al colapso puede producir tasas de supervivencia entre el 50-75%, y una ambulancia suele tardar mucho más en llegar.
Presente en muchos centros
Conscientes de esta realidad, cada vez más centros educativos se han interesado o están instalando desfibriladores. Por ejemplo, desde FERE (Federación de Escuelas Católicas) se ha ofrecido a sus 2.080 centros asociados en toda España la posibilidad de contar con un desfibrilador con unas condiciones ventajosas. Uno de los colegios que se sumó a la propuesta fue Santa María del Yermo, de Madrid.
Para Carlos Montes, su coordinador de Deportes: “Hay una sensibilidad mayor hacia la muerte súbita, y nosotros, que trabajamos con muchos niños que hacen deporte a diario, consideramos muy importante tenerlo, así como formarnos para poder actuar ante una emergencia vital”.

Más problemas de corazón
Además de las enfermedades congénitas de corazón, que no son prevenibles, hábitos de vida poco saludables, como una dieta inadecuada o el sedentarismo, están provocando que en los últimos años se hayan multiplicado por diez las alteraciones cardiovasculares en niños y jóvenes.
Según un estudio de la Sociedad Española de Cardiología, la obesidad es un factor determinante para sufrir una afección cardiaca a una edad temprana, ya que deriva en otras patologías como colesterol elevado, diabetes o hipertensión, que son factores precipitantes. Pero no hay que olvidarse del riesgo añadido que supone el tabaco, ya que multiplica por seis las probabilidades de sufrir un problema cardiaco prematuro.